Crack Up: libros recomendados


http://www.crackup.com.ar/recomendados.html


La palabra muda

Jacques Rancière

Eterna cadencia

240 páginas

Precio: $ 55.-

Recomendación de Néstor

Elogio de la pobreza escrita, que tiene que vérselas, para contar palabras con palabras, sin gesto, ni sonido. Sólo con memoria e imaginación. Evitando la explicación de la explicación y sin quejas.

Recorrido por las contradicciones de la literatura, con sus reyertas éticas y estéticas. Desde los Platones y Aristóteles pasando por el Quijote, pero sobre todo por Francia.

Hugo y su catedral, Flaubert y su novela sobre la nada, Mallarmé y su circunferencia cuyo centro que está en todas partes y en ninguna. Hasta llegar a Proust y la tensión entre la impresión y la construcción arquitectónica. Donde la literatura desde su pobreza escrita, hace de su carencia virtud. Escéptica si. Activa también.

Bello ensayo de lo latente en la palabra muda. Dispuesta para experimentar la conservación riesgosa y la arriesgada perseverancia. Recuerdo una frase de Tomatis en La Grande, novela de Juan José Saer. Que define a la novela como un movimiento continuo descompuesto.

Blanchot es citado en La palabra muda por Rancière como una de las partes de la contradicción literaria-para él esta consiste precisamente en el movimiento infinito de volverse hacia su propio asunto. Consideremos entonces las siguientes líneas como unas de las formulaciones de este movimiento hacia sí misma que constituye la literatura. Para quien sabe entrar en ella, una obra literaria es una rica estancia de silencio, una defensa firme y una alta muralla contra esa inmensidad hablante que se dirige a nosotros alejándonos de nosotros. Si toda literatura dejara de hablar, es el silencio lo que faltaría en ese Tibet originario donde los signos sagrados ya no se manifestarían en nadie, y es la falta de silencio lo que revelaría tal vez la desaparición de la palabra literaria.- Recomiendo.

Mujeres
Juan Filloy

El cuenco de plata

173 páginas

Precio: $ 49.-

 

Recomendación de Diego

Esta obra rebosante de mujeres está compuesta por dos nouvelles y varios relatos donde el bello sexo es el protagonista. Allí las mujeres mandan, desean, consuman, rechazan, se prostituyen. Más allá de los pruritos de los hombres que están a su alrededor y que en muchos casos no las satisfacen, ellas hacen la apología de un cuerpo-deseante que les es propio. Las mujeres de Filloy son de imaginación profusa, ardiente pollera y selecta erudición. Son lobas habitando el lupanar.

“Por lo mismo que fui casta hasta casarme, puedo afirmar que no hay nada más sucio que la castidad. La mente se convierte en una sentina de cuantos detritus arrojan las confidencias ajenas y los pensamientos propios. Las peores indecencias tienen curso forzoso en ella, pues la imaginación no es candorosa y se exacerba con relatos y fantasías obscenas en las cuales se solaza la depravación. Para evitar, soslayar estas porquerías licuefactas que vierte la ingenuidad en el alma no hay otra profilaxis que el amor. Yo lo supe en mi noche de bodas.
Quien ama prácticamente depura su alma y su organismo.”

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: