Cuentos breves por Luciana Olivetti


El uno para algún otro

Él se arrodilló y le dijo:

“Subís

Subiendo te vi

Me vi

Nos vi

Ahora bajo y te encuentro allá

Bajá

Vení

Mirános subir”

Luego de una pausa, ella lo miró y le contestó:

“¿Que baje? ¿Querés que me arrodille así como vos?

Él la miró desilusionado, le deseó suerte, se dio media vuelta y siguió en busca del amor que tanto anhelaba.

 

La lección

Esa tarde decidió que se había cansado de ser el más bajo de la clase así que llegó al aula desplazándose con unos zancos de madera. Cuando sus compañeros lo vieron, no le dieron importancia.

 

El imprevisto

Ella se llama María y él se llama Juan. Ella tiene un pastor alemán y él una perra siberiana. Los dos van todos los martes a las 8:15 a pasear sus mascotas a la plaza Guadalupe.

Ambos se miran todos los días pero ninguno se anima a romper el hielo.

Se relojean, se buscan, se estudian y se enfocan uno en el otro, todos los martes, de 8:15 a 8:45. Este martes Juan le comenta a María que si su siberiana sigue así con esa histeria, nunca van a tener cría, y ellos no van a tener cachorritos para sus sobrinos.

Luciana Olivetti (Chajarí, Entre Ríos, 1984). Licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales, UADE, (Universidad Argentina de la Empresa).  Egresada de Redacción Publicitaria, en el ISP.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: