Estación de los deseos, por Ivanna Alfonso


Todo indica que hace tiempo nadie se ocupa de este lugar. Vegetación de varios años sin cortar, vagones de nadie y hierros cubiertos en óxido que serpentean entre el pasto y muestran que el abandono también vive en esta zona de edificios y gente que siempre corre a su alrededor. Saben de él y corren por las calles que lo rodean. Pero no allí. Nadie va nunca allí.
Podría ser el escenario de un crimen. Sin testigos, sin luz y con libertad para hacer y dejar de hacer. Vagones sin ventanas, de colores que la lluvia se encargó de corroer y apagar, pastos que imitan las espigas de un campo de trigo y ruidos del traqueteo de los trenes que ensordecen a su paso. No me sorprendería descubrir, un día, que en este lugar se cometió un crimen sin errores. Solo el error humano podría estropear la atmósfera de este predio de fantasmas y sombras.
Yo lo miro desde la ventana de un tren. Ese que me lleva todos los días a estudiar y a mi casa. A un costado de las vías en actividad, muestra las ruinas de lo que tal vez fue una estación o un taller de trenes: cables de acero, un andén, metales y basura.En el extremo oeste de la estación del olvido, un cartel reza: Estación de los deseos. Al leerlo me pregunto quién lo escribió, por qué y cuándo funcionó como “Estación de los deseos”. Me gustaría saber qué significó ese mensaje en los días en que el abandono no era dueño de este lugar.

 

* Ivanna Paola Alfonso (Buenos Aires, 1987) realiza estudios terciarios en el ISP, Redacción Publicitaria. Entre sus autores preferidos se encuentran J.R.R. Tolkien y J.K. Rowling.
Por qué redacción: «Siempre me gustó escribir pero más me gusta aprender a escribir bien. La temática cambió con los años, hasta los 16 escribía sobre mis sentimientos, después empecé a observar a la gente y escribir sobre reacciones e interacciones que me resultaban interesantes y ahora la temática es más amplia, me gusta observar todo y escribir sobre lo que veo.»
Tiempo libre: «amante del cine, veo cualquier cosa, películas buenas y malas; sin las malas no podría decir que otra es buena (como las de Tarantino y Pixar). Me gusta leer y que me lean. Mi pareja me lee mientras cocino :)»

Etiquetas: ,

2 respuestas to “Estación de los deseos, por Ivanna Alfonso”

  1. carlos Says:

    Hola,mi nombre es Carlos y te cuento que tengo mi taller de escenografia dentro del galpon ese que ves con el cartel de «estacion de los deseos».
    Ese espacio es un centro cultural y no es tan inospito ni despiadado el lugar,de hecho tiene mucha onda y es muy loco entrar en el predio y estar en un oasis en el medio del barrio de flores.
    te mando un saludo.

  2. deflina Says:

    hola Carlos!hola Ivana! les cuento que a mi me parece que ESTACION DE LOS DESEOS es un lugar con duendes,en vez de con fantasmas….o ademas de fantasmas! Yo creo que ahí hay un lugar para todos…y realmente me encanto conocer la historia del lugar…Ivana,no te podes perder la peña que ahí se realiza el ultimo sabado del mes (www.laresentida.com.ar). Esta vez (el 16) hay ademas, una especial…Tiene un clima hermoso y se escucha y se baila folclore! Fui hace poquito y encima me mostraron todo el predio en proceso de recuperación, en una especie de visita guiada..y como si eso fuera poco, pude probar un buen plato de locro y un buen vinillo…capaz que por eso, esa vez, no pude ver los fantasmas…el sitio esta escondidito…pero vale la pena empeñarse en encontrarlo ; )

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: