Editorial La Compañía: novedades de mayo


{ La Compañía }

NOVEDAD DE MAYO

Fiodor Dostoievski

Una historia desagradable

Traducción y posfacio de Luisa Borovsky

Introducción de Noé Jitrik

Si bien el renombre de Dostoievski se basa en obras monumentales como Crimen y castigo, Los hermanos Karamazov o El idiota, sus novelas más breves (El eterno marido, El doble) no sólo tienen una riqueza y un valor extraordinarios sino que también resultan a veces más accesibles para el lector occidental.

Las páginas de Una historia desagradable lo demuestran. Esta novela corta, desconocida para los lectores de lengua castellana, fue escrita en un momento muy especial de la historia rusa y de la vida del propio Dostoievski.

El autor, indiscutido maestro en el estudio de la psicología de los personajes (Stefan Zweig aseguró que nadie «supo tanto del misterio insondable del alma»), indaga aquí en la contradictoria personalidad de Ivan Ilich Pralinski: un hombre poderoso que, aunque se considera un humanista y un defensor de las ideas liberales, no logra mantener firmes tales creencias. El carácter del protagonista se desnuda a la par que las contradicciones y la autocomplacencia del ámbito

en que se mueve. Así, tanto en el plano individual como en el plano social, Una historia desagradable plantea conflictos que siempre se mantendrán actuales. EL AUTOR

Fiodor Dostoievski (1821-1881) nació en Moscú, creció en la aldea de Darovoye y estudió en San Petersburgo. Es sin duda uno de los más grandes autores del siglo XIX. Ya su primera novela, Pobres gentes, llamó la atención por su potencia narrativa y su penetración psicológica. Estas características se confirmarían en obras como El doble, Memorias del subsuelo, El jugador, Crimen y castigo, Los demonios o Los hermanos Karamazov y llamarían la atención de figuras como Freud, Nietzsche o Joyce. Este último aseguró que Dostoievski «creó la prosa moderna, más que cualquier otro».

«Dostoievski ha escrito textos, personajes y caracteres cuya identidad forma parte del imaginario propio de un tiempo que designamos como moderno».

De la introducción de Noé Jitrik

«Con motivo, el autor duda de que los representantes de la alta sociedad puedan sostener en la práctica los principios del humanismo y hacer posible el progreso social.».

Del posfacio de Luisa Borovsky

www.editoriallacompania.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: